miércoles, 10 de diciembre de 2008

CONTRA LA IMPUNIDAD: 60 AÑOS DE LA DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS

Gráfico: haltestelle iberoamerika

La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 establece en su primer artículo que Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”(1).


Hoy 10 de diciembre de 2008 se cumplen 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La Carta debe de ser de obligado cumplimiento, debe ser una referencia ética prioritaria en el comportamiento de gobiernos, grupos y personas. Empero, los Derechos Humanos no son aplicados ni respetados en muchas partes del mundo. Por lo que es imprescindible recordarlos una y otra vez:


Artículo 2


1.- Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.


2.- Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía


Artículo 3

Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.


Artículo 4


Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.


Artículo 5


Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.


El informe 2008 'El estado de los derechos humanos en el mundo', que investiga a 150 países y territorios, saca a la palestra los artículos formulados en la Declaración Universal y enseña hasta qué punto existe un bache entre la teoría y la práctica. "La injusticia, la desigualdad y la impunidad son hoy las marcas distintivas de nuestro mundo", afirma la secretaria general de Amnistia Internacional (1).


Efectivamente, la impunidad es una de las mayores amenazas a los Derechos Humanos. Quienes creen que nunca serán llevados a los tribunales por violar los Derechos Humanos, no tienen ningún impedimento para seguir actuando así. Y lo que es peor, esa falta de respeto al derecho fundamental deja a las víctimas sin justicia y hace saltar las alarmas en una sociedad que deja ver pasar estas cosas sin despeinarse. Es imprescindible romper la impunidad e informar sobre los abusos que se cometen. Es urgente poner en movimiento a la sociedad para hacer visible su denuncia. Es vital defender la justicia con el fin de juzgar y sancionar los abusos y violaciones que, por atentar contra los derechos humanos, afectan a toda la humanidad.

Por lo tanto es preciso que los Derechos Humanos sean urgentemente respetados y con ello se busque recuperar la dignidad humana. En este 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos es importante ratificar su significado y su importancia.

(1) Informe Anual 2008, de Amnistia Internacional


(Foto a la derecha) El diario español Público publica en su primera plana de hoy una foto donde se ve a que un preso es llevado por dos guardianes. Debajo de la foto se lee: 60 años de la Declaración de los Derechos Humanos. La guerra contra el terror pisotea los grandes principios. Y apunta en casilleros:
- 270 presos siguen en Guantánamo sin cargos ni juicio.

- - 1.252 personas ejecutadas en 24 países en 2007

- 25000 detenidos en 2007 por las fuerzas multinacionales en Irak
- 81 países practicaron torturas en 2007, según Amnistia Internacional

- 51 países celebraron en 2007 juicios sin garantías